MEJOR “EMPALME” QUE “RELEVO” GENERACIONAL

04/2017

La nueva propuesta de los jóvenes cafeteros para abordar una de las mayores problemáticas del sector.

 

El pasado 17 de marzo Solidaridad participó en el Encuentro de Jóvenes Cafeteros, un evento en el que 135 jóvenes de Risaralda, Caldas, Cauca y Valle del Cauca compartieron experiencias exitosas de trabajo juvenil, identificaron problemáticas del sector y propusieron alternativas para hacerlo más atractivo a las nuevas generaciones.

 

El objetivo del evento fue reunir insumos para construir un documento de conclusiones desde la perspectiva de los jóvenes y presentarlo en el Encuentro Nacional de Jóvenes Cafeteros que se llevará a finales de este año.

 

jovenes.png

 

CAMBIÉMOSLE EL NOMBRE

 

Uno de los temas más importantes que se trató en el encuentro fue el del cambio del término “relevo generacional” pues éste no refleja lo que las familias cafeteras están viviendo.  

 

Para los jóvenes y sus padres no se trata de reemplazar y ser reemplazado sino de dar cabida al saber y aportes de todas las generaciones que hoy participan en la caficultura. Lo que se quiere hacer es complementar el trabajo de los padres y abuelos en las fincas.

 

Según representantes del Comité de Cafeteros de Caldas  “el empalme es un proceso de transición y una condición hacia el relevo generacional que se da a partir del diálogo y la complementación de saberes y competencias entre los jóvenes y los demás actores”.

 

EL APORTE DE SOLIDARIDAD

 

El equipo de café de Solidaridad fue invitado al evento para presentar el estudio “La sucesión de los productores de café en Colombia - Desde la voz de los jóvenes rurales”, un documento construido en el marco de la Plataforma de Comercio Sostenible, desde la opinión y el sentir de las nuevas generaciones, para ayudar a superar uno de los mayores retos del sector en términos de sostenibilidad.

 

Como el estudio se llevó a cabo a través de metodologías participativas que permitieron identificar la opinión, motivaciones y expectativas de los jóvenes cafeteros de 5 departamentos del país, los organizadores del evento pidieron contar con el apoyo de Solidaridad para facilitar las mesas de trabajo del Encuentro de jóvenes cafeteros.

 

SI YO FUERA EL MINISTRO...

 

A través del juego Gabinete Ministerial desarrollado por Solidaridad, los asistentes representaron, con la ayuda de sombreros, pelucas, corbatas y collares, a funcionarios de los ministerios del país que tienen relación directa con algunas de las problemáticas de la caficultura.

 

jovenes1.png

 

Durante el ejercicio cada ministerio priorizó las problemáticas de los jóvenes caficultores y sus familias relacionadas con temas como la infraestructura educativa, el acceso y tenencia de tierras, el acceso a crédito, las condiciones de trabajo dignas, la mecanización y tecnologización del campo, entre otros.

 

Al final se formularon estrategias de solución que entrarán a sumar esfuerzos en el Encuentro Nacional de Jóvenes Cafeteros de Colombia para repensar el sector cafetero desde la mirada de las nuevas generaciones.

 

Aunque este es sólo un paso en el proceso hacia la sostenibilidad, el balance del evento fue positivo porque se evidenciaron las ganas, el compromiso y la convicción de los jóvenes que se preocupan por el rumbo de la caficultura y que construyen nuevos escenarios para desarrollar sus proyectos de vida en el sector rural.

 

Algunos datos

 

  • La agricultura representa un 32% del total del empleo a nivel mundial. (DANE, 2014)
  • Según datos del Banco mundial,  la población rural en Colombia ha descendido de un 55% en 1950 a un 24% en 2015.
  • La mayoría de los agricultores tiene una edad entre 40 y 54 años. (DANE, 2014)